A los clientes, comprar en el extranjero les permite acceder a artículos difíciles de encontrar en su país o lograr precios competitivos.

En consecuencia, para los vendedores, el comercio internacional representa una oportunidad de negocio inmensa. Sin embargo, optimizar las tiendas online o los sitios web para vender en el extranjero puede parecer un poco abrumador.

En este artículo, te presentamos un plan sencillo para desarrollar una estrategia de expansión en el extranjero, y examinamos algunos de los factores clave y los obstáculos que pueden surgir.

Transacciones internacionales en 4 pasos

 

1. Investigación

¿Planeas vender fuera de la zona euro? Infórmate sobre los impuestos locales, las tarifas ocultas y todos los entresijos legales que puedan ralentizar tu actividad y afectar a tus ingresos.

2. Estudio de tendencias

Una auditoría rápida de los competidores en el mercado objetivo siempre es una buena idea. Podrás ver lo ocupado que está el mercado y evaluar mejor en qué se diferencia tu empresa.

3. Seguridad

Investiga las tasas de fraude con tarjeta en el mercado objetivo. Puedes hacerlo a través de las autoridades locales o mediante informes. Una vez hecho esto, puedes tomar medidas utilizando los servicios de empresas especializadas en seguridad en Internet y protección frente a fraudes. Por ejemplo, recibir pagos con PayPal puede proteger tus transacciones frente a los tipos más habituales de fraude en Internet. Consulta el programa de Protección del vendedor de PayPal para obtener más información sobre las ventajas y las condiciones.

4. Conoce a los locales

Conoce mejor a tus posibles clientes, dónde compran, qué buscan y cómo pagan, para aprovechar al máximo su potencial.

Mejora tu tasa de conversión internacional

 

Hablar el mismo idioma

La expansión internacional no significa que sea necesario invertir inmediatamente en una localización multilingüe de tu sitio web.  Para empezar, se recomienda traducir el sitio web al inglés.

CONSEJO: Valora la posibilidad de ofrecer servicios de atención al cliente en los idiomas locales. No poder solucionar un problema es una de las principales barreras a la hora de comprar en otros países.

Superar las trabas de las divisas

Para un 14 % de los compradores internacionales, el hecho de tratar con divisas extranjeras es motivo suficiente para abandonar el carro de la compra. En este caso, utilizar soluciones de pago reconocidas internacionalmente como PayPal puede servir de mucho. Además de transmitir tranquilidad a los compradores, PayPal te permite aceptar pagos en 25 divisas y te ofrece la posibilidad de elegir cómo deseas realizar la conversión.

CONSEJO: Mantén un pequeño margen en los precios internacionales que sirva como cojín en caso de que se produzca un cambio repentino en las divisas.

Una estrategia sólida de envíos

Los costes de envío y de gastos de devolución son una de las principales preocupaciones a la hora de comprar en el extranjero. Ofrecer el envío gratuito, incluyéndolo en el precio del producto, es una buena solución.

CONSEJO: PayPal puede cubrir los gastos de envío de la devolución. Los sitios web que promocionan claramente esta opción han visto aumentar sus ventas en el extranjero en un 30 % de media.

¿Por qué elegir PayPal?

Con 237 millones de usuarios de más de 200 países y mercados, PayPal es una de las formas de pago favoritas para comprar en sitios web extranjeros.

 

 

Los Comentarios están cerrados.