Tener una web o tienda online hoy en día no te garantiza el éxito. Nadie sabrá que existes si tú no lo cuentas. Tampoco te recordarán si no te molestas en conseguir que así sea. Esas nuevas visitas que llegan a tu web cada día le dedican apenas 3 segundos, si en ese breve espacio de tiempo no consigues despertar su interés, solo tendrán que hacer clic para volver a la búsqueda inicial de Google.

Tal vez no entiendas cómo el email marketing puede ayudarte a mejorar tu índice de conversión, sobre todo si todavía no has implementado esta disciplina a tu estrategia de marketing. Pues déjame contarte todo lo que una buena campaña de email marketing puede hacer por ti y tú negocio online con ejemplos prácticos de todo el proceso.

Te aviso que el éxito no está garantizado ya que no depende de que leas esta entrada, sino de que la pongas en práctica y dediques todo el tiempo que sea necesario a perfeccionar tu estrategia. El éxito no es cuestión de suerte, sino de estrategia. No dejes que te tomen el pelo, aquí hay que trabajar duro hoy para cosechar éxitos mañana. Nada te caerá del cielo, así que ponte cómodo, que vamos a empezar a definir juntos la estrategia de email marketing perfecta para tu negocio.

Cuándo acabas de empezar

Hoy es el gran día, presentas en sociedad tu nueva tienda online. Has cuidado cada detalle: colores y tipografías corporativas, menú optimizado, una plantilla responsive y muy intuitiva, tus redes sociales conectadas y funcionando con la idea de empezar a crear una comunidad activa… Y un blog para empezar con tu estrategia de contenidos.

Quieres atraer nuevos clientes, despertar su interés, ganarte su confianza y conseguir que el proceso de lector a cliente feliz sea lo más satisfactorio y sencillo posible. Puede que hayas integrado un pequeño formulario de suscripción, o tal vez no. Existen varios tabús sobre el tema y son los que empezaremos a desmentir:

  • No vas a cansar a tus suscriptores. A no ser, claro, que les envíes un email cada día sin su consentimiento. Si un lector decide suscribirse a tu newsletter, lo hace voluntariamente. En ti está la responsabilidad de ser transparente e informarle de cuándo y cómo contactarás con él.

Infórmales siempre, ya sea en el correo de confirmación o en la página de suscripción, de las diferentes opciones que tienen para saber de ti, cuándo recibirán tus noticias, qué tipo de contenido compartirás con ellos, las ventajas de suscribirse a tu lista y la posibilidad de darse de baja a un solo clic en cualquier momento.

Como ves, diseñar tu propio embudo de conversión te será de gran ayuda para atraer a un público de verdad cualificado que encaje a la perfección en el perfil del cliente ideal que tú mismo has diseñado. Es muy importante no perder el foco y complementar la información que ofreces en tu blog con la temática de tu negocio y el contenido exclusivo que crees para tus suscriptores.

Si, por ejemplo, tienes una tienda de zapatos a medida online, no tendría sentido que en tu blog hables sobre posicionamiento web y en tu newsletter solo ofrezcas descuentos. Lo ideal para el crecimiento de tu negocio sería publicar en tu blog artículos sobre materiales de calidad, combinaciones posibles, eventos sobre tu temática y en tu newsletter ampliar esa información, ofreciendo invitaciones exclusivas a eventos de tu nicho, pruebas gratuitas, facilidades de pago, promociones especiales, etc.

Cuándo eres una marca cercana…

  • Estrecharás lazos con ellos. Y este punto es de vital importancia. El email marketing te permite tener un trato directo con tus suscriptores, esas personas de verdad interesadas en lo que ofreces. Te han abierto las puertas de su casa virtual y serán más receptivos a todo lo que tengas que contarles.

Siempre que cumplas tu palabra y envíes lo que prometías en tu página de suscripción o email de confirmación, no tendría por qué haber bajas. Crear comunidad en las redes sociales está muy bien, ya que tu reputación social crecerá de forma pública y si algún cliente potencial busca referencias, las encontrará a un clic, pero tener la oportunidad de hablar en privado con tus clientes potenciales no tiene precio.

Es la ocasión perfecta para saber exactamente qué esperan de ti y de tu marca. Puedes enviarles formularios sobre sus gustos, preferencias y expectativas añadiendo un descuento especial al final para premiar su participación. Crear campañas especiales basadas en sus intereses. Y si tu negocio es 100% digital puedes lanzar un concurso dónde ellos puedan participar aportando ideas y experiencias.

Imagina que tienes un estudio de Diseño Gráfico y envías a tus suscriptores, cada cierto tiempo, un newsletter con recursos gratuitos de diseño para que sus inicios en el mundo del diseño digital. En base a esta temática, te será muy sencillo crear un formulario para conocer más a fondo sus intereses, qué estarían dispuestos a comprar y que quieren aprender contigo.

Una vez tengas los datos, el siguiente paso sería analizarlos y descartar las propuestas menos votadas. Ahí tienes tu propuesta ganadora. Puede que les interese aprender a diseñar su propia papelería corporativa. Una idea estupenda para tu próximo curso formativo online, con descuento exclusivo para los que participaron en la encuesta, por supuesto.

Porque no puedes olvidar que el epicentro de tu negocio son tus clientes, la época en la que el producto y la marca eran los protagonistas ya quedó atrás, hay que cambiar el chip y adaptarse a la actualidad ya misma si no quieres quedarte rezagado y que tu competencia te adelante sin remedio.

Cuando te has ganado a tus clientes potenciales…

  • Aumentará su fidelización: Porque un cliente potencial que se siente atendido, escuchado y tenido en cuenta por una marca, es un cliente feliz. Y los clientes felices son más receptivos a tus campañas. Pero no solo eso, sino que puede convertirse en un estupendo embajador de marca.

Los embajadores de marca son esos clientes satisfechos a los que has conseguido enamorar con tu estrategia de marketing, a los que has escuchado y tenido en cuenta para diseñar la campaña perfecta para ellos. Y no dudarán en recomendarte a todo el mundo y hablar de las maravillas que ofreces en público, llegando incluso a defenderte en posibles crisis de reputación.

Y el secreto para enamorar a tus clientes es que no hay secreto. Solo tienes que escucharles, analizar sus intereses, descubrir qué les mueve y cómo puedes ayudarles a solucionar sus problemas. Sí, sus problemas, esos que ni siquiera ellos saben que tienen.

Recuerda que ahora no compramos productos y servicios guiados por sus descripciones técnicas, tan aburridas e iguales todas ellas, sino que nos dejamos llevar por las emociones. Si leemos una descripción emocional con la que nos sentimos identificados desde el principio y al final ¡hacemos clic sin dudar en el botón de compra! Luego ya justificaremos con la razón esa compra, pero lo importante es que nuestra marca favorita nos ofrece lo que nosotros deseamos y compramos encantados su solución.

De ahí la importancia de conocer perfectamente cada detalle de la vida de tus clientes que pueda ser de utilidad para diseñar la solución perfecta, esa que les enamore sin remedio y les haga comprar lo que ofreces. Pero no vendiendo humo, que luego vienen las críticas negativas y con las redes sociales puede ser un caos volver a la normalidad, sino con transparencia y profesionalidad.

Ofrece a tus clientes un producto o servicio de calidad, con gran valor, facilidades de pago si son suscriptores y todos los extras que puedas incluir para aumentar su valor final. Deja que prueben una versión gratuita para que decidan si de verdad es lo que buscan. Si no lo es, no olvides preguntarles qué creen que hace falta, te vendrá muy bien para mejorar tu producto.

Con un buen embudo de conversión, una estrategia definida, contenido de valor, trato cercano y transparente y soluciones de verdad efectivas, aumentar exponencialmente tu número de clientes felices es solo cuestión de tiempo.

Haz tu lista hoy mismo y empieza a vender mañana

¿Todavía tienes dudas sobre si el email marketing es para ti?

Piensa detenidamente si las redes sociales son suficientes para contactar con tu público: no todos estarán conectados a la hora que publiques.

Puedes publicar contenido de gran valor en tu blog, pero si no lo mueves ni lo promocionas ¿quién lo verá? ¿Cómo sabrán que has publicado?

Tal vez has creado la solución perfecta, un producto o servicio irresistible dentro de tu nicho, pero… ¿cómo van a enterarse tus clientes potenciales? ¿Cómo llegarás a ellos?

Evita todo el ruido de internet y las redes sociales cuándo quieras cerrar una venta. Cuida al máximo el proceso de enamoramiento, acércate poco a poco a tus clientes potenciales hasta enamorarles y ganarte su confianza. Y no intentes acelerar el proceso, en cuestiones de dinero, es mejor caminar sobre seguro, afianzar, demostrar y vender con resultados garantizados.

Crea tu lista de suscripción hoy mismo, aunque acabes de empezar, ofrece un regalo de bienvenida a tus nuevos suscriptores basado en el perfil de tu cliente ideal y empieza a diseñar la estrategia perfecta, no solo para ti, sino para ellos. Recuerda: son el centro de tu estrategia y el motivo de tu negocio online.

Si decides realizar una campaña de email marketing para tu tienda virtual y servicio, entonces puedes contratar nuestro servicio de email marketing aquí.

 

 

Los Comentarios están cerrados.